Doctrina Social de la Iglesia


La originalidad cristiana no consiste en el hecho de afirmar la existencia de Dios, sino de creer que "Dios es Amor".

 ¡Dale que podemos! es la síntesis de la propuesta que desarrolla esta publicación.

Muchos afirman que la política, la economía, lo social en general no es algo interesante para los jóvenes. Sin embargo muchas experiencias concretas demuestran lo contrario.

\"La Doctrina Social de la Iglesia constituye una invaluable riqueza, que ha animado el testimonio y la acción solidaria de los laicos y laicas, quienes se interesan cada vez más por su formación teológica, como verdaderos misioneros de la caridad, y se esfuerzan por transformar de manera efectiva el mundo según Cristo. Innumerables iniciativas laicales en el ámbito social, cultural, económico y político, hoy se dejan inspirar en los principios permanentes, en los criterios de juicio y en las directrices de acción provenientes de la Doctrina Social de la Iglesia\".

\"La caridad social y política no se agota en las relaciones entre las personas, sino que se despliega en la red en la que estas relaciones se insertan, que es precisamente la comunidad social y política, e interviene sobre ésta, procurando el bien posible para la comunidad en su conjunto.

Hablar hoy de “Doctrina Social de la Iglesia” puede sonar para muchos una “cuestión de religión” de la cual se ocupan “los curas” y que no tiene mucho que ver con “la realidad” que vive cotidianamente un ciudadano común. En cambio los autores de este libro nos ofrecen estrategias didácticas para que un grupo de vecinos, de amigos, o los miembros de una comunidad, de una organización barrial, de una escuela o de una parroquia... logren reunirse a pensar juntos las “cosas que están pasando” y las que “nos están pasando”.