Porqué


Con la incorporación de los \"misterios de la luz\", Juan Pablo II confirma en el rosario su rol de devoción popular mariana por excelencia. Expresión de la verdadera \"espiritualidad cristiana\", a través de María nos sumergimos en la profundidad del corazón de Cristo, fuente inagotable de alegría y de luz, de dolor y de gloria. Recibamos estas páginas a modo de pistas para una relectura y actualización de la práctica del rosario, con guías y fórmulas tanto tradicionales como inéditas, que nos ayudan a recortar un espacio de meditación en el quehacer cotidiano.