Gestos cotidianos

La ternura en la pareja


02 Septiembre 2010

Expresar así el afecto está estrechamente vinculado con la relación conyugal. Tiene consecuencias en la vida cotidiana y juega un papel determinante para la felicidad.

El término ternura despierta sentimientos y recuerdos agradables, momentos de emoción y nostalgia, de un amor que nos envuelve y nos hace sentir importantes, únicos... No es posible que dos cónyuges sean felices sin vivir la experiencia de la ternura. Incluso muchas de las crisis conyugales son justamente fruto de la falta de ese sentimiento. Un caso Carla y Marcelo se aman mucho, pero no viven en armonía. A ella le gustaría que Marcelo fuese más tierno, que le hiciera más cumplidos, que le diese algún regalo sorpresa.

Él tiene cierto pudor en expresar sus sentimientos. Tal vez por su temperamento o por la educación que recibió, no consigue expresarse con soltura. Esto se convierte en un obstáculo para la vida íntima y, por lo tanto, Carla no se siente verdaderamente amada, y a veces se siente hasta utilizada. La situación de esta pareja es muy común, y deriva del ignorar el significado de la ternura, que se compone de todas la atenciones que Carla desearía y que no son espontáneas para Marcelo. Pero no se reduce sólo a eso, que se podría confundir con un exceso de sentimentalismo o de afecto. La ternura es, ante todo, una actitud interior que envuelve a toda la persona y que se expresa con la disponibilidad, la calidez, la dulzura y pequeños gestos de cariño.

Existen algunos “aliados” de la ternura que ayudan a expresarla más fácilmente: la escucha sincera –sin pensar en nuestros propios problemas o en la respuesta que habría que dar mientras el otro está hablando–, la atención, que nos permite entender lo que le agradaría; un cumplido (“¡Qué bien te queda esa camisa!”), la capacidad de ofrecer seguridad, la participación en los sufrimientos y alegrías, el contacto físico (un beso, un abrazo, un gesto), una sonrisa, el tono de voz.

La ternura es, finalmente, la delicadeza, el cariño que nace en el corazón cuando dejamos de mirar al otro por lo que nos debe y nos preguntamos sinceramente: “¿Cómo puedo hacerlo feliz?”. A menudo, cuando nos hacemos esas preguntas, podemos sorprendernos: pensábamos que lo sabíamos todo acerca de nuestra pareja, y en cambio percibimos que tenemos muchas cosas por descubrir. En cierto sentido, la ternura es un “algo más” del amor, inesperado, que da color y condimento a toda relación. Vida íntima La ternura está muy ligada a la vida íntima de una pareja, por varias razones.

En primer lugar, porque es de gran ayuda para construir una profunda comunión entre los esposos y, como mencionamos anteriormente, también tiene un efecto positivo sobre la calidad de las relaciones sexuales. Por otra parte, si los dos se acostumbran a tratarse con cariño durante todo el día, pueden tener este mismo comportamiento en la intimidad. Un testimonio significativo en este sentido: “Siempre pensé en la importancia de la ternura.

¡Cuántos momentos de tensión en mi vida he resuelto así! Un día, mi marido regresó a casa sombrío, encerrado en sus preocupaciones. Parecía haber caído en un egoísmo infantil que le impedía darse cuenta de lo que estaba sucediendo en casa y a su alrededor. Las nenas querían jugar con él, hablar, pero él estaba ausente. Poco a poco, comencé a irritarme. Está demostrado que la ira es contagiosa, pero siempre podemos controlar el corazón.

Traté de orientarme hacia el bien, sin dejarme influir por las emociones negativas que me llegaban y que sólo empeorarían la situación. Comencé a preparar la cena con dedicación, atenta a los detalles, y cociné un plato que le gusta especialmente. Al mismo tiempo, estuve tranquila con los chicos y conversé con normalidad. Me di cuenta de que él comenzaba a calmarse. Me acerqué y lo abracé calurosamente, sin decir nada. Más tarde, cuando nos fuimos a dormir, me di cuenta de que todavía me necesitaba, incluso sin expresarlo en palabras. Estaba cansada, pero yo sabía que a través de la generosa donación de todo mi ser, y también de mi cuerpo, nacía algo nuevo entre nosotros, para nuestra familia, algo que tenía sabor a infinito. Estas situaciones se repetirían muchas veces, pero cada vez era como poner un ladrillo en la construcción de nuestra relación de pareja”. Capacidad de sorprenderse La ternura ayuda a no reducir todas las expresiones afectivas exclusivamente a la relación sexual y llenar la vida en común con palabras de afecto. La atención a la pareja, impulsada por la ternura, ayudará a verla con una nueva mirada, con una renovada capacidad de sorprenderse ante el otro, notando los cambios y necesidades con el transcurso del tiempo.

Como dicen los sexólogos, en una relación de muchos años es esencial lograr ver al cónyuge siempre con una nueva mirada, de modo que el deseo renazca y se perpetúe. Así también la vida íntima se renueva, y se puede fácilmente superar el hábito y el aburrimiento. La ternura, a su vez, puede ayudar a vivir los gestos de cariño de siempre como si fueran nuevos, sin ponerlos en peligro por hábito o hacerlos desaparecer con el tiempo, estimulando la fantasía del amor. Sin ternura disminuye fácilmente el deseo sexual, y a veces lleva a buscar otras experiencias sexuales (pornografía, por ejemplo), para estimular los deseos que estaban dormidos y renovar un vínculo que se mantiene con gran esfuerzo.

Así, la relación sexual termina siendo una necesidad a ser satisfecha, mientras que con la ternura pasa a ser una necesidad de donación. Esto es lo que eleva la sexualidad a una esfera sublime y profundamente humana. Podemos decir que la ternura es lo que permite la humanización de la sexualidad

Artículos relacionados: 
Etiquetas

me interesé en hacer ésta pregunta, porque me duele vivir sin ternura, que es una muestra sublime de Amor entre una pareja, sufro, estoy necesitado de ternura y trato de aceptarlo y comprenderlo, pero ante las act.

itudes de mi esposa tan secas, duras, groseras,.me digo comprendela , aceptala, que difícil¡
ME ENGAÑO, PARA PODER VIVIR A SU LADO, AMANDOLA, SIRVIENDOLE, DEMOSTRANDOLE MI TERNURA Y AFECTO....SÉ QUE JAMÁS CAMBIARÁ, PORQUE ASÍ VIVE FELÍZ, EN SU EGOISMO.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

-

Artículos sugeridos

Novedades Libros

Perspectivas para Latinoamérica

Parejas en el túnel

Colección: 15 días con

Último número

Septiembre 2014
Revista Nº: 558

Publicidad